lunes, 17 de marzo de 2014

EMIGRACIÓN E INMIGRACIÓN EN LA ESPAÑA DE HOY.



EMIGRACIÓN E INMIGRACIÓN  EN LA ESPAÑA DE HOY
UN DEBATE NECESARIO


La  clase trabajadora de  España tiene muy pocas posibilidades de buscar un trabajo en España, pero aún menos en otros países, la demanda de mano de obra que puede llegar a los españoles desde el exterior es la de una mano de obra con un perfil de profesional de alta o media cualificación universitaria que proviene en general de hijos de las clases medias o trabajadores cualificados. Como elemento central y clave habría que incluir la inmigración del Sur, España como frontera de Europa en Ceuta y Melilla y otras inmigraciones que no vienen en pateras ni saltando vallas
Los artículos que incluyo en la entrada busca fundamentalmente, ilustrar el debate abierto sobre la emigración e inmigración el la España en la crisis actual, y hacen referencia y se dirigen a las emigraciones de españoles y la vuelta de éstos que tienen un perfil profesional del que escribíamos arriba.


 Pues yo me vuelvo  a España
Sé que lo que voy a decir puede ofender a más de uno, sobre todo a lospadres de tantos niños españoles, un tercio del total, en riesgo de pobreza. Pero lo escribo precisamente para ellos, en parte porque yo fui uno de los chavales siempre al filo de la navaja de la exclusión social. Mi mujer, mi hijo y yo dejamos Estados Unidos y volvemos a España. Ha sido una decisión precipitada en parte por asuntos familiares, aunque siempre hemos tenido claro que “en un par de años” regresaríamos. “En cuanto la cosa se ponga mejor”, decíamos.
Creo que nuestro país es, a pesar de todo, uno de los mejores lugares del mundo para vivir y formar una familia. Diez años viviendo en el extranjero, comparando estilos de vida y de sociedad, e informando sobre ellos, me han grabado a fuego esa sensación. He residido casi dos años en Londres, cuatro en Pekín y cumplo ahora tres en Nueva York. He pasado más de un mes en Ámsterdam, Buenos Aires y en distintas partes de Italia y Suiza; he visitado buena parte de Europa, Oriente Próximo y el sureste asiático, Japón y Australia. Por mi oficio, he tenido la suerte de conversar con sus gentes, revisar sus cifras macroeconómicas y analizar sus medios de comunicación. He llegado a la conclusión de que España en particular (y Europa Occidental en general) es un gran lugar, y quizá de los que más oportunidades educativas y sociales van a ofrecer a mi descendencia, al menos en sus primeras etapas.
El Confidencial. Seguir leyendo...
MARIO SAAVEDRA. CORRESPONSAL EN NUEVA YORK


Pues yo me voy de España
No ha sido fácil dejar España. He necesitado un largo camino para tomar esta decisión, he dudado mucho, me he acobardado varias veces, porque Madrid es la ciudad que elegí para vivir, a conciencia y con entusiasmo. Una ciudad que he amado con locura y que me ha dado todo lo que soy en lo laboral. Pero aquí estoy, en Río de Janeiro, recién empezando una nueva vida al otro lado del charco.
Llegué a Madrid a finales de 1998 con un sueño: ser periodista. Soy italiana y en mi país es complejo trabajar como tal sin enchufe. Tuve que emigrar. Me fui a Alemania, donde acabé en la Deutsche Welle, pero sabía que era muy difícil salir de la mediocridad por causa del idioma.
Un día, leyendo El País, descubrí que tenían un Máster de Periodismo. Adoraba este periódico. Lo leía gratis en el bar donde trabajaba, en Aquisgrán, no tenía dinero para comprar La Repubblica. Me armé de valor y escribí a la Escuela de Periodismo para pedir unas prácticas: quería valorar si estaba a la altura de estudiar periodismo en español.
Contra todo pronóstico, me aceptaron. Aquella carta cambió mi vida. Y por eso, el 30 de septiembre de 1998 llegué a Madrid, sin conocer a nadie, y con una idea fija: entrar en el máster y conseguir mi pasaporte hacia la profesión que sería mi vocación y mi condena.
El Confidencial. Seguir leyendo...
VALERIA SACCONE. PERIODISTA ITALIANA EN MADRID