martes, 4 de noviembre de 2014

Ulises y Nausica. Antonio Zoido. "El miedo al extranjero"

Ulises y Nausica. Antonio Zoido

"El miedo al extranjero"


El miedo al extranjero que llega sin nada es irracional y, por tanto, atávico. Forma parte de semillas primitivas sembradas en lo más hondo de las personas. Pero también los intentos de quienes procuraron que el sentimiento pudiera dar frutos distintos vienen de muy lejos y por eso ya resaltaron la hospitalidad los renglones sagrados o líricos más viejos: ellos fueron encaminando las sucesivas culturas hacia la civilización. Puede que el primer relato sobre el extrañado en busca de patria sea la Odisea. En ella Homero relata cómo Ulises se enfrenta al mar y llega, ya sin compañeros y al borde de sus fuerzas, a la arena de la playa de un país, Feacia, donde lo encuentran desvanecido Nausica y unas compañeras.
Cuando algunas de ellas se asustan y se niegan a prestarle auxilio por ese miedo instintivo hacia el desconocido, Nausica lo atiende y las obliga a ayudarla con el argumento de que los desfavorecidos están, no bajo la protección de un dios cualquiera, sino que es el mismo Zeus quien los ampara. Andalucía Acoge, tomando el papel de Homero, ha puesto en marcha una campaña para deshacer la madeja de clichés en la que se trata de enredar a los inmigrantes buscando encontrar en ellos la causa de las desgracias globales de una sociedad en cuyo devenir no han tenido arte ni parte o haciéndolos culpables de declives económicos particulares en los que ellos también están inmersos y a los que, en vez de quejarse, se enfrentan con los trabajos más duros.
El extranjero pobre nunca ha sido el culpable de los males de la tierra a la que llega; ni siquiera los percibe durante mucho tiempo porque otros más sangrantes lo han obligado a marcharse de la suya. Otra cosa son muchos de los extranjeros ricos que llegan. Ellos no gozarían de la protección de Zeus, tampoco la necesitan: nunca son llamados inmigrantes. Vienen dispuestos a quedarse con todo aun a costa de perjudicar a quien sea, sin distinción de nacionalidades pero no provocan desconfianza ni soportan clichés; al contrario, son revestidos con la aureola de la intangibilidad: también es atávica la tendencia al servilismo.
FUENTE:

NAUSICA Y ULISES (ODISEO).HOMERO LA ODISEA
Nausícaa (en griego antiguo Ναυσικάα) es un personaje de la Odisea de Homero. Hija de Alcínoo, rey de los feacios, y de su esposa la reina Arete. Ella encuentra en la playa a Odiseo, quien ha naufragado, y lo lleva a presencia de su padre. Odiseo relata sus aventuras a Alcínoo a lo largo de una parte significativa de La Odisea, y Alcínoo le proporciona las embarcaciones que le llevarán finalmente a Ítaca. 
Según Aristóteles y Dictis Cretense, Nausícaa se casó con Telémaco, hijo de Odiseo, y tuvo un hijo llamado Perséptolis o Ptoliporto