miércoles, 20 de febrero de 2013

CORTOMETRAJE - AQUEL NO ERA YO. Niños soldados en la Historia de hoy


CORTOMETRAJE - AQUEL NO ERA YO 
Premio GOYA 2013. 
Mejor Cotometraje de Ficción
Dirigido por Esteban Crespo y producido por Africanauan.
 Ha causado gran impacto y recibido multitud de premios. Narra la historia de un niño-soldado en Sierra Leona cuya vida se cruza con la de dos cooperantes españoles (“Ser un soldado no es difícil: o te acostumbras o te matan.  Está basado en hechos reales y resulta duro y tierno a la vez, francamente conmovedor. 
Dura 25 minutos, atrapa desde el primero y tiene una excelente factura técnica.
 El cortometraje 'Aquel no era yo', escrito y dirigido por Esteban Crespo, cuenta la historia de Paula y Kaney, dos personajes -un niño africano y una mujer española- que podrían no tener nada en común, pero que llegarán a unir sus vidas irremediablemente a través de un disparo. Un disparo que da vida.
Kaney es un niño soldado de un país africano. Con él viven muchos otros niños soldado, acatando las órdenes del hombre que se ha convertido en su padre, el General del Ejército Rebelde (Babou Cham)
Paula (Alejandra Lorente) es una cooperante española llegada a África siguiendo a su pareja, Juanjo (Gustavo Salmerón) con el objetivo de ayudar y de rescatar a los ni ños soldado que allí viven.
En un puesto fronterizo, Paula y Kaney se encuentran y ése será el punto de partida de esta dramática historia, en un escenario de miedo, violencia, terror y redención.
 


Actualmente se calculan que más de 250.0000 niños y niñas menores de 18 años participan activamente en conflictos armados en 21 países.
Un niño o niña soldado es cualquier persona menor de 18 años que forma parte de cualquier tipo de fuerza o movimiento armado, ya sea regular o irregular, en cualquier condición. Esta definición incluye a aquellos que realizan tareas que van desde la participación directa en combate ,la colocación de minas antipersonas o explosivos, el espionaje, la cocina, porteadores y la esclavitud sexual.
Los niños y niñas soldados son una realidad en muchos países del mundo: una infancia vinculada directamente a distintos grupos o fuerzas armadas y ejércitos regulares y que está expuesta a graves situaciones de violencia.
Los niños implicados en el conflicto armado son maltratados, sujetos a palizas y objeto de constante humillación.
Los niños y niñas soldados son muy útiles para los grupos armados por su alto grado de lealtad al grupo y poca reflexión sobre el si es correcto o no su conducta, convirtiéndolos en auténticas y peligrosas armas de combate.
Hasta la fecha, el Protocolo Facultativo sobre Participación de Niños en Conflictos Armados ha sido ratificado por 142 países.

Para más información, visite www.menoressoldados.org.